Quien soy, mi filosofía de vida

Hay momentos que te marcan, es irremediable.

6 años en el ejército es uno de ellos. La otra más personal me la reservo.

No soy perfecto, ni mucho menos. Tengo 1985 taras.

La cosa es que he aprendido a lo largo de los años a aceptarlas y no engañarme de forma absurda, para así mejorar constantemente en todos los aspectos.

A través de mis experiencias, entiendo que el verdadero valor no reside en evitar las caídas, sino en la capacidad de levantarse con cojones y seguir avanzando.

Más que depender de la efímera motivación, creo en la fuerza de los hábitos sostenibles que me conducen hacia los objetivos a largo plazo que me propongo.

No me enfoco en un destino específico, sino en diseñar sistemas efectivos que me guíen.

Tengo un compromiso constante con el aprendizaje y la superación.

Mi pasión y ambición son mis compañeras inquebrantables en este viaje.

Estoy convencido de que lo transversal multiplica; por ello, siempre busco integrar habilidades de distintas disciplinas.

Para mí, la vida es un viaje fascinante donde el éxito es fruto de la pasión, el trabajo y la perseverancia.

Mi filosofía se basa en mantener una actitud positiva, ser disciplinado, valorar a las personas, cuidar de mi bienestar y mantener encendida mi pasión por seguir aprendiendo.

Creo firmemente que, con esfuerzo y enfoque, podemos alcanzar nuestros sueños, disfrutando cada paso en el camino.

Porque cada pequeña victoria tiene un valor inmenso.

Manuel Gijón Gómez